De equívocos y esperanzas: Buen día, camaradas de Ondjaki

Portada de la edición de 2018.

 

De equívocos y esperanzas: Buen día, camaradas de Ondjaki

 

por Alba Murúa

Fragmento.

 

Hemos leído otro libro de una colección de literatura juvenil. Por deformación personal, una no comienza con la misma expectativa este tipo de libros “escrito para que puedan entenderlo los adolescentes. 

 

Sin embargo, no es el caso:  la narración es exigente, los saberes previos imprescindibles para entender; los detalles, estremecedores aunque los hechos siempre están teñidos de esa frescura juvenil tan necesaria para suavizarlos.

 

Cada personaje está perfectamente construido en trazos sobrios, precisos y, al terminar la lectura, ya estamos sintiendo la melancolía de las despedidas a la que alude el narrador. No será fácil olvidar al camarada Antonio, su sumisión y sus ritos, su amabilidad a toda prueba. Tampoco a los profesores cubanos, su entrega y su emoción a flor de piel, especialmente aquella tullida que corre más que todos y, casualmente, es profesora de inglés. 

 

La ternura de los padres, las chanzas con las hermanas, la tía de Portugal, la pobreza de aquel amigo que ni cama para dormir tod a la noche tiene. 

 

El presidente como una figura grotesca y temible, un tirano prototípico, y la guerra, siempre.

 

Leer a un autor africano que escribe ficción a partir de su propia vida nos enriquece doblemente. Muy recomendable.

 

Ondjaki. Buen día, camaradas. Buenos Aires: Cántaro, 2018

¡Compartilo en tus redes!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *