BENTEVEO

 

Amarilleas

sobre los brotes

en que la helada

se hundiría.

Clímax verde,

en el hueco

del tiempo

vibra tu fragilidad.

Panes y peces

o quizás

camalotes.

Legado de tu nombre

que compone sonrisas:

Ben-te-ve-o

Siesta

-a lo lejos

bocinas de camión-

aquí, siesta.

Sólo el río

nos falta

a la orilla del ala

que se extiende

y se pliega

amarilleando.

 

De: Alba Murúa en (Alto Guiso, poesía matancera contemporánea. Buenos Aires: Leviatán, 2016).

 

Lejos del Paraíso

con su brújula de duda y extravío,

sólo el camino de las sonatas,

la luna que en el claro y

el frágil cuerpo de Lavandera

que domina el mundo

desde la avenida en sombras.

 

En las ventanas que se iluminan

me asomo gimiendo.

Junto a vos, el Purgatorio

encarna.

 

Titilan gritos.

La roja serpiente del deseo

sube por la fachada del Barolo.

 

De: Alba Murúa. Lejos del Paraíso. G.de Laferrere: Piedra al Cielo, 2015.

 

 

                                                  “…Todas las hojas son del viento,

                                                      ya que él las mueve hasta en la muerte…”                

                                                                                        L.A.Spinetta

 

 

Y pusiste aquel disco de vinilo: “Artaud”

me lo explicaste

mientras tus dedos me acariciaban

como a la piel rosada del durazno

 

O aquella otra noche

te acordás

cuando “San Cristóforo”

y nos reíamos

y más piel

y tantos besos

y tanta poesía

 

Ahora estás llorando

lejos

y esta tristeza que sobrevuela

Buenos Aires

te trae a mí:

lo despedimos juntos

y más

ausencia.

 

De: Alba Murúa. Lejos del Paraíso. G.de Laferrere: Piedra al Cielo, 2015.

 

 

A riesgo de ser devorada

por rojas hormigas

me hundí

en el tronco abandonado

buscando

lo perdido.

 

De: Alba Murúa. Lo que persiste.

 

Ya no viertes tus manos:

Hay una brisa de grillos húmedos

y agarraderas tejidas al crochet

Ajetreos de la noche en que

robas cítricos

que escondemos en los rincones

(cierta vez encontramos

tres cáscaras de redondas naranjas

prolijamente espiraladas

y tres cuchillos

que alteraron mi sueño)

Aquí

hierve aún el agua

pero tus ollas ya no te conocen

Hubo un tiempo en que guisabas

para él

con amor implacable.

 

De: Alba Murúa.  Lo que persiste.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

¡Compartilo en tus redes!

FORMACIÓN DEL HÁBITO LECTOR

Mucho se ha dicho al respecto y en las ediciones del Congreso de Promoción de la Lectura y el Libro a las que hemos asistido se repite una y otra vez lo mismo: un niño con varios libros en casa (no escolares), y con al menos un adulto que lea a su alrededor, cuenta con ventajas que no tendrán los que carezcan de esto. Ventajas que inciden en el hábito y el desarrollo de la comprensión lectora.

También en el siguiente trabajo se incluye la cuestión socioeconómica:

“… En ese camino, encontramos que otra gran diferencia asociada con el nivel socioeconómico es la influencia del entorno familiar en las prácticas lectoras, ya que se verifica mayor influencia de éste en los niveles socioeconómicos más altos. Las personas de niveles altos recuerdan haber visto leer a sus padres aproximadamente un 10% más que las de niveles medios y un 20% más que las personas de NSE bajo. En los mismos porcentajes (75%, 63% y 52%, del mayor al menor nivel socioeconómico) reconocen a alguna persona como influencia en sus prácticas lectoras y, ante la pregunta sobre quién fue esa persona, vuelven a mencionar, principalmente, a madres y padres. En menor medida, y sin diferencias socioeconómicas, alrededor del 45% identifica algún maestro o profesor como persona influyente en la lectura…”

“Lectores, libros, lecturas. Cambios en las prácticas y hábitos de lectura.” Hilario Moreno ; Santiago García ; Valeria Sardi ; con prólogo de Jorge Coscia y Rodolfo Hamawi. – 1a ed. – Buenos Aires : Secretaría de Cultura de la Presidencia de la Nación, 2014.

Y sí, también otros lectores que nos rodean pueden haber sido indispensables en los comienzos de nuestro camino.

En mi caso -como les he comentado-, fueron mi madre lectora y recitadora de poesía, un tío muy querido, mi maestra de 5° y mi profesora de Literatura de 4° año.

¿Quiénes fueron los tuyos?…

#Lectura #HábitoLector

¡Compartilo en tus redes!

SOBRE MÍ

Nací en Buenos Aires. Soy profesora de Lengua, Literatura y Latín, profesión que he ejercido durante más de veinte años en la zona oeste del conurbano bonaerense, donde resido.

He publicado Lejos del Paraíso, Piedra al Cielo, Laferrere, 2015, y tengo tres poemarios inéditos.

Mis poemas pueden encontrarse, además, en diversos blogs y revistas literarias tanto independientes como académicas, como así también en publicaciones colectivas, entre las que se destacan: Hasta la vida. Bs.As., ECuNHi Ediciones, 2016 y Alto Guiso –poesía matancera contemporánea-, Bs.As., Leviatán, 2017.

He coordinado talleres de lectura y escritura en bibliotecas populares y en forma privada, labor que continúo hasta el presente.

Integro el comité editorial de la Colección Alto Guiso de Editorial Leviatán.

Mi objetivo es colaborar con todos quienes tengan dificultades con la escritura y la lectura. Ofrezco para ello espacios virtuales y presenciales, en forma grupal o individual.

¡Compartilo en tus redes!

PODEROSAS POÉTICAS

¡Compartilo en tus redes!

Acerca de Conurbano, mano de obra de Fernando Ayala

  Acerca de Conurbano, mano de obra de Fernando Ayala   por Alba Murúa   «… desesperación, desesperanza, desamparo naufragio, fragilidad, ternura baches, bochas, borrachos sedes, mutuales, clubes humanos, demasiado, humanos conurbano, mano de obra.”   # I de Fernando Ayala (fragmento)   Un poemario singular -poesía social, dirán algunos- acerca de un latido, un …

¡Compartilo en tus redes!

De equívocos y esperanzas: Buen día, camaradas de Ondjaki

  De equívocos y esperanzas: Buen día, camaradas de Ondjaki   por Alba Murúa   Hemos leído otro libro de una colección de literatura juvenil. Por deformación personal, una no comienza con la misma expectativa este tipo de libros “escrito para que puedan entenderlo los adolescentes.    Sin embargo, no es el caso:  la narración …

¡Compartilo en tus redes!

CONTACTO

¡Compartilo en tus redes!