BENTEVEO

 

Amarilleas

sobre los brotes

en que la helada

se hundiría.

Clímax verde,

en el hueco

del tiempo

vibra tu fragilidad.

Panes y peces

o quizás

camalotes.

Legado de tu nombre

que compone sonrisas:

Ben-te-ve-o

Siesta

-a lo lejos

bocinas de camión-

aquí, siesta.

Sólo el río

nos falta

a la orilla del ala

que se extiende

y se pliega

amarilleando.

 

De: Alba Murúa en (Alto Guiso, poesía matancera contemporánea. Buenos Aires: Leviatán, 2016).

 

Lejos del Paraíso

con su brújula de duda y extravío,

sólo el camino de las sonatas,

la luna que en el claro y

el frágil cuerpo de Lavandera

que domina el mundo

desde la avenida en sombras.

 

En las ventanas que se iluminan

me asomo gimiendo.

Junto a vos, el Purgatorio

encarna.

 

Titilan gritos.

La roja serpiente del deseo

sube por la fachada del Barolo.

 

De: Alba Murúa. Lejos del Paraíso. G.de Laferrere: Piedra al Cielo, 2015.

 

 

                                                  “…Todas las hojas son del viento,

                                                      ya que él las mueve hasta en la muerte…”                

                                                                                        L.A.Spinetta

 

 

Y pusiste aquel disco de vinilo: “Artaud”

me lo explicaste

mientras tus dedos me acariciaban

como a la piel rosada del durazno

 

O aquella otra noche

te acordás

cuando “San Cristóforo”

y nos reíamos

y más piel

y tantos besos

y tanta poesía

 

Ahora estás llorando

lejos

y esta tristeza que sobrevuela

Buenos Aires

te trae a mí:

lo despedimos juntos

y más

ausencia.

 

De: Alba Murúa. Lejos del Paraíso. G.de Laferrere: Piedra al Cielo, 2015.

 

 

A riesgo de ser devorada

por rojas hormigas

me hundí

en el tronco abandonado

buscando

lo perdido.

 

De: Alba Murúa. Lo que persiste.

 

Ya no viertes tus manos:

Hay una brisa de grillos húmedos

y agarraderas tejidas al crochet

Ajetreos de la noche en que

robas cítricos

que escondemos en los rincones

(cierta vez encontramos

tres cáscaras de redondas naranjas

prolijamente espiraladas

y tres cuchillos

que alteraron mi sueño)

Aquí

hierve aún el agua

pero tus ollas ya no te conocen

Hubo un tiempo en que guisabas

para él

con amor implacable.

 

De: Alba Murúa.  Lo que persiste.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

¡Compartilo en tus redes!

 

BENTEVEO

 

Amarilleas

sobre los brotes

en que la helada

se hundiría.

Clímax verde,

en el hueco

del tiempo

vibra tu fragilidad.

Panes y peces

o quizás

camalotes.

Legado de tu nombre

que compone sonrisas:

Ben-te-ve-o

Siesta

-a lo lejos

bocinas de camión-

aquí, siesta.

Sólo el río

nos falta

a la orilla del ala

que se extiende

y se pliega

amarilleando.

 

De: Alba Murúa en (Alto Guiso, poesía matancera contemporánea. Buenos Aires: Leviatán, 2016).

 

Lejos del Paraíso

con su brújula de duda y extravío,

sólo el camino de las sonatas,

la luna que en el claro y

el frágil cuerpo de Lavandera

que domina el mundo

desde la avenida en sombras.

 

En las ventanas que se iluminan

me asomo gimiendo.

Junto a vos, el Purgatorio

encarna.

 

Titilan gritos.

La roja serpiente del deseo

sube por la fachada del Barolo.

 

De: Alba Murúa. Lejos del Paraíso. G.de Laferrere: Piedra al Cielo, 2015.

 

 

                                                  “…Todas las hojas son del viento,

                                                      ya que él las mueve hasta en la muerte…”                

                                                                                        L.A.Spinetta

 

 

Y pusiste aquel disco de vinilo: “Artaud”

me lo explicaste

mientras tus dedos me acariciaban

como a la piel rosada del durazno

 

O aquella otra noche

te acordás

cuando “San Cristóforo”

y nos reíamos

y más piel

y tantos besos

y tanta poesía

 

Ahora estás llorando

lejos

y esta tristeza que sobrevuela

Buenos Aires

te trae a mí:

lo despedimos juntos

y más

ausencia.

 

De: Alba Murúa. Lejos del Paraíso. G.de Laferrere: Piedra al Cielo, 2015.

 

 

A riesgo de ser devorada

por rojas hormigas

me hundí

en el tronco abandonado

buscando

lo perdido.

 

De: Alba Murúa. Lo que persiste.

 

Ya no viertes tus manos:

Hay una brisa de grillos húmedos

y agarraderas tejidas al crochet

Ajetreos de la noche en que

robas cítricos

que escondemos en los rincones

(cierta vez encontramos

tres cáscaras de redondas naranjas

prolijamente espiraladas

y tres cuchillos

que alteraron mi sueño)

Aquí

hierve aún el agua

pero tus ollas ya no te conocen

Hubo un tiempo en que guisabas

para él

con amor implacable.

 

De: Alba Murúa.  Lo que persiste.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

SOBRE MÍ

Desde siempre amo la poesía, la que me recitaban mi madre y mi tío, la que empecé a garabatear a los diez años. Muy pronto supe que la poesía no era una profesión, sino una forma de ver el mundo y una búsqueda apasionada. Así que seguí escribiendo -a veces, a escondidas- y mientras me dedicaba a asuntos «más serios», cultivé esta visión y este amor hasta que, cerca del medio siglo, decidí publicar.

Además de plaquetas y trípticos (Albanzas, Plaqueta arbórea) he publicado artesanalmente Lejos del Paraíso (Gregorio de Laferrere: Piedra al Cielo, 2015).

He escrito, además, varios poemarios, que continúan inéditos.

Mi primer libro «legal», Servicio meteorológico*,  está en proceso de edición y se presentará el lunes 8 de agosto de 2022 a las 19 hs. en la Sala David Viñas del Museo del Libro y de la Lengua, Avda. Gral. Las Heras 2555, Buenos Aires.

Mis poemas y artículos pueden encontrarse en diversos sitios y revistas literarias tanto independientes como académicas, y también en publicaciones colectivas, entre las que se destacan:

Hasta la vida. Bs.As., ECuNHi Ediciones, 2016

Alto Guiso –poesía matancera contemporánea-, Bs.As., Leviatán, 2016.

Como parte del comité editorial de la Colección Alto Guiso de Editorial Leviatán,  he colaborado e integro dos obras más:

Homenaje a Pedro Chappa. Buenos Aires: Leviatán, 2017.

Paredes del conurbano. Arte, política y territorio. Buenos Aires: Leviatán, 2018.

Fui parte del Grupo-Taller La Conversa e integré su publicación En torno a la mesa (San Justo: La Luna Que, 2008).

Participé de la Cooperativa de Poetas y de Artistas e integré su publicación La Palabra (n°4, junio 2014).

Entre 2014 y 2016 integré el colectivo cultural Malapalabra; como parte de la labor desarrollada, he publicado poemas en todos los números de la revista homónima.

Me he presentado en diversos espacios, he sido invitada a festivales poéticos y ferias del libro. He participado en las dos ediciones (2019 y 2021) del  Simposio Internacional Literaturas y Conurbanos (UNAJ) y de las Jornadas Virtuales de Arte y Territorio (mayo, 2020).

He colaborado en la revista de cultura Devenir111 y escribo, además, para otros sitios, como el proyecto latinoamericano La Primera Vértebra.

Junto a Elizabeth Molver y María Sueldo Müller, creamos y coordinamos el ciclo poético virtual “La Dicha” (2020-y continúa).

También he creado el proyecto de formación Mujeres de Latinoamérica

¿Les cuento algo más?…

Nací en Buenos Aires, Argentina. Soy profesora de lengua, literatura y latín, profesión que he ejercido durante más de veinte años en la zona oeste del conurbano bonaerense, donde resido.

Desde hace años, coordino talleres de lectura y escritura en bibliotecas populares y en forma privada, labor que continúo hasta el presente.

Me dedico además a trabajar con autores que necesitan una mirada profesional acerca de su obra, a la corrección de textos originales y a compartir mi otra pasión -la lectura- mediante reseñas, comentarios y charlas.

Mi objetivo es crear, leer, compartir y difundir poesía.

Además, colaborar con todos quienes quieran enriquecer sus experiencias de lectura y escritura.

Ofrezco para ello espacios virtuales y presenciales, en forma grupal o individual.

¿Querés conversar conmigo? ¡Espero tu mensaje!

 

*En el blog Poderosas Poéticas que encontrarán en este sitio, estoy publicando una serie de artículos acerca de la gestación de mi libro:

https://albamurua.com/2022/06/20/de-las-consecuencias-inesperadas-de-mirar-largamente-el-cielo-y-consultar-el-pronostico-del-clima/

 

¡Compartilo en tus redes!

PODEROSAS POÉTICAS

¡Compartilo en tus redes!

Poemas, libros y algo más: De prólogos y contratapas

Poemas, libros y algo más: De prólogos y contratapas Un poco más acerca de Servicio meteorológico   por Alba Murúa     Siempre que pregunto a mis alumnos cómo se orientan para comprar un libro físico del que no saben mucho, me hablan de la contratapa. Creo que estaremos de acuerdo la mayoría de los …

¡Compartilo en tus redes!

Qué planetas se alinearon para que Ediciones de la Eterna me concediera la gracia de que “Servicio meteorológico” se concretara de su mano

Qué planetas se alinearon para que Ediciones de la Eterna me concediera la gracia de que Servicio meteorológico se concretara de su mano   Por Alba Murúa     Conocí la obra de María Belén Aguirre, fundadora de Ediciones de la Eterna*, hace ya algún tiempo. La admiración por su trabajo y las frecuentes charlas …

¡Compartilo en tus redes!

Más poesía: acerca de La urdimbre del miedo de Aníbal Costilla

Más poesía: acerca de La urdimbre del miedo de Aníbal Costilla   por Alba Murúa     La poesía de Aníbal Costilla en este hermoso poemario es de imágenes ricas y metáforas para detenerse, poesía para descubrir y redescubrir, poesía que consuela el cansado corazón después de tanta declamación o superficialidad.   Todo está vivo …

¡Compartilo en tus redes!

CONTACTO

¡Compartilo en tus redes!